7 consejos para evitar lesiones por mochilas

Cuando los niños vuelven al colegio tras las vacaciones, tenemos que iniciar la compra de material escolar,cuadernos, libros y demás artículos; a parte del esfuerzo económico que supone su compra, nos encontramos a menudo con el problema de que dicho material pesa más que los mismos niños. Esto puede provocar diversas lesiones en la espalda si no se guardan unas mínimas reglas.

Según los expertos, las consecuencias más comunes de llevar sobrecarga son: dolor de cabeza, cuello,  hombros y espalda; mala postura, fatiga, desbalance muscular y adormecimiento de brazos.

Aquí presento algunos consejos para proteger su espalda:

  1. Comprobar que los artículos a transportar no superen 15% del peso del menor
  2. Adquirir una mochila de tamaño proporcional al ancho de sus hombros y que tenga correas anchas, acolchadas y ajustables
  3. Ponerse la mochila con los dos tirantes, para evitar la inclinación del cuerpo, caminando con la espalda recta.
  4. Colocar los materiales de forma equilibrada: que los productos grandes y pesados estén cerca de la espalda del niño.
  5. Es recomendable que tenga ruedas, pero deben tener llantas grandes para mantener el equilibrio y el asa debe ajustarse a la altura del estudiante.
  6. Así mismo sería deseable ubicar en la escuela espacios para que los menores dejen los útiles que no necesiten en casa.
  7. Es deseable que los niños realicen ejercicio, para fortalecer brazos y espalda con lo que se evitarán lesiones músculo-esqueléticas

 

¿Por qué es importante cuidar la espalda?

La espalda sirve para:

  • Sostener el cuerpo y permitir su movimiento.
    Contribuir a mantener estable el centro de gravedad, tanto en reposo como, sobre todo, en movimiento.
    Proteger la médula espinal en una envuelta de hueso.
  • Para poder sostener el peso del cuerpo, la espalda tiene que ser sólida. Está compuesta por huesos muy resistentes y músculos potentes.
  • Para permitir el movimiento, la columna vertebral tiene que ser flexible. Por eso no está compuesta por un gran hueso sino por 33 vértebras separadas, dispuestas una encima de otra y sostenidas por un sistema de músculos y ligamentos.
  • Para contribuir a mantener estable el centro de gravedad, la contracción de musculatura de la espalda actúa como un contrapeso que compensa los movimientos del resto el cuerpo. Para actuar así, la musculatura tiene que ser potente.
  • Para proteger la médula espinal, las vértebras tienen una forma especial; un agujero en su centro por el que discurre la médula.

Es más importante si cabe su cuidado en el caso de los niños puesto que al estar en período de crecimiento, este complejo conjunto de huesos puede sufrir algún tipo de malformación que pueda condicionar su vida adulta.

Fuentes:
La web de la espalda 
Salud 180

Deja un comentario