Amor a primera vista: ¿Existe de verdad?

En nuestra sociedad normalmente, resulta trabajoso relacionarse lo suficiente para conseguir parejas sentimentales, unido todo ello a las secuelas habituales de decepciones, rechazos e incertidumbres.
En este contexto, la idea de enamorarse a primera vista, puede parecer tentadora.

Sucede cuando tenemos la extraña sensación de que el corazón se nos acelera cuando vemos a una persona en un lugar cualquiera: se produce un momento mágico y sentimos algo indescriptible. Nos invade la idea de estar ante un amor fugaz aunque no le conozcamos de nada. El amor a primera vista describe este momento.

La comunidad científica y los académicos no se ponen de acuerdo para decir si este fenómeno existe realmente o es más bien una ilusión. Sea como sea, muchas personas dicen haberlo sentido, incluso varias veces al día.

¿Qué caracteriza el amor a primera vista?

Es lo que su propio nombre indica: es un amor a primera vista, lo que se conoce por un flechazo. Cuando un amigo nos presenta a una persona que nos atrae de forma instantánea, o nos cruzamos con alguien en la estación de autobuses y ràpidamente sentimos que debemos conocerlo como sea. También puede ocurrir en un fugaz intercambio de miradas en un bar… en cualquier momento se puede producir el flechazo romántico.

¿Qué mecanismos reales están detrás de los flechazos románticos?

Respuestas biológicas

Está demostrado que cuando sentimos un flechazo amoroso, nuestro cuerpo segrega una hormona llamada oxitocina que nos vuelve más sensibles, compasivos y nos produce un estado de exaltación de las emociones.

Señales físicas

Sudor corporal. Especialmente si te encuentras cerca de la persona deseada, sientes cómo aumenta la temperatura corporal, las manos te sudan, te ruborizas y, consecuentemente, se fragua un calor en tu interior. Esto puede llevar a que te sientes un poco más inseguro de lo normal, o tal vez un poco sobrepasado por la situación.
Nerviosismo. Puede que te quedes un poco bloqueado al conversar, que no te salgan las palabras, y que no te muestres todo lo fluido que serías en una situación más cotidiana. Hasta es posible que te cueste hilar las frases y hasta digas algo sin mucho sentido. Puede ser que esto suceda porque estés intentando impresionar a la persona que te gusta y, al pensarte demasiado tus palabras, el resultado es el opuesto al deseado.
Subida de presión arterial. En relación a los otros dos puntos que ya hemos descrito, otro punto característico del amor a primera vista, es que la tensión arterial se dispara. Es como una inyección de adrenalina por haber coincidido con alguien que te gusta tanto.

Detalles psicológicos

Si por cualquier motivo no llegas a hablarle, cuando llegues a tu casa pensarás constantemente: ¿cómo se llamará esa mujer u hombre con quien me he topado? ¿Por qué no he tenido el valor de ir a hablar con él o ella? ¿Volveré a cruzarme alguna vez con esta persona?
Tras varios días te darás cuenta de que no merece la pena obsesionare con ello.

¿Hay evidencias científicas que soporten la veracidad del amor a primera vista?

En un estudio realizado en Holanda, se obtuvieros datos referentes a la impresión que tenían las personas que declaraban haber sentido esta sensación. Estos fueron los resultados:

1. El amor a primera vista no es un fallo de memoria
Lo experimentamos en el instante en que nos encontramos con una persona. El argumento de los recuerdos sesgados (tipo “deja vu”), creando la ilusión de ya haberse enamorado antes de ese momento, no es una explicación apropiada para todos los casos de amor a primera vista.

2. Es más probable sentirlo con personas de agradable aspecto.
En este estudio, los participantes fueron más propensos a declarar haber experimentado amor a primera vista con personas físicamente atractivas. De hecho fue nueve veces mayor que en caso contrario.

3. Los hombres lo sienten en más ocasiones que las mujeres
¿Podrían las mujeres estar menos inclinadas a esta experiencia porque son más selectivas, como han demostrado otros estudios?

4. No suele ser mutuo.
Una comparación de los informes de los participantes mostró que, por lo general, es un fenómeno unilateral; esto sugiere que el amor instantáneo compartido no es muy común. Los investigadores sospechan, sin embargo, que la intensa experiencia inicial de un compañero podría ayudar a dar forma a la memoria de la otra persona, desplazándola hacia la creencia de que él o ella también experimentaron amor a primera vista.

5. No es realmente «amor»
El tipo de cualidades que se sabe que reflejan amor, intimidad, compromiso, pasión, no son particularmente fuertes en los primeros momentos en que las personas afirman que se enamoraron a primera vista. Al menos, estas emociones no se experimentan en la misma medida en que lo hacen las personas con relaciones ya establecidas.

A la vista de estos datos parece científicamente demostrado que este tipo de emoción existe, pero no es un amor en sentido estricto, sino una fuerte atracción que puede predisponernos a tener una relación, que esa sí, puede ser amor real.

Referencia: Zsok, F., Haucke, M., De Wit, C. Y., & Barelds, D. P. (2017). What kind of love is love at first sight? An empirical investigation. Personal Relationships, 24, 869-885. DOI: 10.1111/pere.12218

Fuentes:

¿Existe el amor a primera vista? Esto dice la ciencia
¿Qué es el amor a primera vista?

Imágenes.-

Deja un comentario