Cómo blanquear los dientes con poco dinero.

 

En el mercado vemos numerosos productos que nos aseguran blanquear los dientes de forma efectiva. Lo que es menos conocido es que existen productos de bajo coste y fácil adquisición que tendrán efectos similares a un coste bastante inferior.

A continuación, te explicamos varios remedios caseros que puedes conseguir y aplicártelos tú mismo sin esfuerzo, baratos y que te proporcionarán excelentes resultados a la hora de blanquear dientes:

1. No olvidar lavarse los dientes

Hay que lavarse los dientes después de consumir alimentos o bebidas que pueden decolorar los dientes como el vino tinto, el café, los arándanos o la remolacha. Sin olvidar llevar una higiene bucal regular como recomiendan los expertos. Esta es una obviedad que a muchos se les pasa por alto.

2. El bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es bastante conocido en general. Fácil de encontrar, es abrasivo y tiene la capacidad de eliminar por completo cualquier mancha que pueda haber en los dientes. Así como bacterias o suciedad. Es uno de los ingredientes que muchas pastas blanqueadoras tienen en su interior.

IMPORTANTE.- No es recomendable usarlo a diario: una vez a la semana o alternando semana si, semana no, ya que un uso excesivo del mismo puede llegar a dañar irreparablemente el esmalte

3. El jugo de un limón

Su poder blanqueador es muy potente y se ha utilizado el jugo de esta fruta para aclararse el pelo.

Para utilizarlo hay que exprimir un limón en un vaso pequeño y mezclarlo con la pasta dentífrica habitual. Una vez tengas la pasta bien mezclada, utilízala normalmente como un dentífrico. Lo único diferente es que deberás dejar actuar el limón unos 5 minutos.

IMPORTANTE.- El limón, al igual que el bicarbonato de sodio es un producto altamente abrasivo. Lo ideal será una vez a la semana para conseguir blanquear dientes de forma sana.

4. El plátano

Su piel posee ácido salicílico y también ácido cítrico que, juntos, son capaces de blanquear dientes de forma rápida. Para su uso solo hay que restregar, después de haberse cepillado los dientes el interior de la piel que estuvo en contacto con el plátano contra la dentadura. Lo positivo es que no resulta tan dañino con el esmalte como el bicarbonato de sodio así que puedes utilizar este método sin restricciones.

5. La fresa

También ayuda a mantener el blanco natural de los dientes . Lo que debes de hacer es triturar una y untar la papilla resultante contra los dientes. Al igual que con el plátano, esto puedes repetirlo las veces que quieras porque no daña en absoluto el esmalte.

6. Agua oxigenada.

Se puede utilizar como enjuague aunque hay que rebajarla con agua para que no perjudique las mucosas bucales. Una solución al 10% puede bastar. Este remedio también actuará como eficaz antiséptico de las infecciones de la boca. Debe utilizarse también de forma moderada para no perjudicar las mucosas.

7. Vinagre de manzana

Cuando se usa en pequeñas cantidades, el vinagre de manzana puede reducir las manchas en los dientes y mejorar la blancura. El vinagre de manzana puede dañar la superficie de los dientes si se usa con demasiada frecuencia. Se necesita más investigación sobre su uso como blanqueador de dientes.

8. Aceite de coco

Este producto natural también es capaz de devolver el blanco natural de los dientes a una dentadura amarillenta y manchada por los excesos con el tabaco o el café. Se puede conseguir en supermercados o herbolarios. Suele presentarse sólido así que, para mezclarlo con tu dentífrico, calienta en el microondas durante 1 o 2 minutos hasta que se haga líquido y puedas fusionarlo con facilidad con tu pasta de dientes.

IMPORTANTE.–  El uso excesivo de este aceite puede llegar a dañar el esmalte natural de tu dentadura así que tampoco abuses de su utilización.

9. Consumo de Vitamina C

Está demostrado que la deficiencia de vitamina C puede empeorar la peridontitis, que es una acumulación de bacterias en los dientes y las encías. Esta acumulación contribuye a la decoloración. Se deduce que ingerir alimentos con vitamina C puede reducir la decoloración de los dientes, aunque se necesita más investigación sobre si el consumo de vitamina C puede tener un efecto blanqueador en los dientes. Como sabemos se encuentra de forma natural en muchos alimentos: frutas (sobre todo cítricos) y verduras.

10. Alimentos a evitar

Puesto que tu propósito es conseguir llegar a blanquear dientes naturalmente, también has de tener en cuenta qué alimentos actuarán en sentido contrario: se deben consumir moderadamente. Estos alimentos de los que no debes de abusar: el café, el té, el vino tinto, la salsa de soja y el vinagre balsámico. Por norma general, los alimentos de color oscuro tienden a amarillear los dientes así que cuidado con ellos.

Remedios mas costosos:

Como dijimos al princio, en el mercado existen muchos productos con el fin de blanquear los dientes, pero si estamos dispuestos a gastar dinero para este fin específico. No quisiera terminar este trabajo sin mencionar cuales son estos métodos:

A. Pasta de dientes blanqueadora

La pasta de dientes blanqueadora puede ayudar a reducir el color amarillento de los dientes y mejorar la blancura. Estos productos contienen ingredientes más fuertes que la pasta de dientes habitual, lo que ayuda a eliminar las manchas difíciles de ciertos alimentos. Esta pasta dental no contiene lejía, pero puede contar con una pequeña cantidad de peróxido de carbamida o peróxido de hidrógeno (agua oxigenada). Estos productos químicos ayudan a aclarar el color del diente.

B. Enjuagues para blanquear

Los enjuagues bucales de blanqueamiento contienen fuentes de oxígeno como el peróxido de hidrógeno que reaccionan con los compuestos que tiñen los dientes, ayudando a que recuperen la blancura.

C. Tiras blanqueadoras

Las tiras blanqueadoras incluyen una capa delgada de gel de peróxido sobre tiras plásticas. La mayoría de las opciones sugiere que se deben aplicar dos veces al día durante 30 minutos y que pueden aclarar los dientes en uno o dos tonos.

 

Fuentes.-

Revista Muy interesante

Revista Bekia Salud

Fotos.-  PIXABAY

Compras inteligentes:

 

Deja un comentario