10 consejos para enseñar a nuestros hijos la importancia del dinero

Solemos pensar erroneamente que ya tendremos tiempo para hablar de finanzas con los hijos. El resultado es que mucha gente llega a adulta como analfabeta en el tema financiero.

Es verdad que hay que hablar a los hijos con palabras que entiendan pero hay que hacerlo cuanto antes. Normalmente, con 5 ó 6 años, ya son capaces de comprender conceptos financieros básicos. Lo importante es adaptarnos a la edad que tienen en cada momento.

En primer lugar, tenemos tres cosas importantes que deberían aprender desde pequeños:

1. Que el dinero requiere esfuerzo para ganarlo.
2. A consumir en relación a lo que tienen.
3. A valorar el ahorro.

Aquí hay 10 consejos a tener en cuenta:

  1. Lo primero que tenemos que cuidar para una adecuada educación financiera es el ejemplo que estamos dando: si somos responsables, el niño lo aprenderá, pero si nos ve descontrolados, asumirá que así se consume.
  2. Una buena idea es que aprendan jugando, proponiéndoles actividades divertidas con algún tipo de enseñanza.
  3. Utilizar la paga como primer contacto del niño con las finanzas: tome este asunto con seriedad y procure que sea a cambio de un comportamiento responsable: el colegio es el “trabajo” del niño.Tenga en cuenta que las actitudes y hábitos de gasto que desarrolla ahora con su primer dinerito serán difíciles de cambiar más adelante.
  4. Ofrezca a sus hijos pequeñas tareas remuneradas, aprenderán el valor del trabajo y podran aumentar sus ahorros.
  5. Permita que tomen sus propias decisiones con su dinero: equivocarse es la mejor manera de aprender.
  6. Enseñe a sus hijos a pensar antes de gastar el dinero pues por medio del ahorro podrían comprarse cosas mejores y de más valor. Cuando le pidan algún juguete invítelos a ganárselo ahorrando parte de su paga.
  7. Enseñe que nos podemos divertir gastando poco o ningún dinero, disfrutando de actividades gratuitas (parques, paseos, bibliotecas, museos, etc)
  8. Permítales conocer sus ocupaciones económicas comunes: ingresos en el banco, pago de recibos; cuánto cuesta la luz, el agua, Internet, la comida. De esta forma irán entendiendo que todo tiene un valor y debe cuidarse.
  9. Puede abrir una cuenta de ahorro para sus hijos y llevarles cada cierto tiempo a realizar ingresos, explicándoles lo que es un banco y como pueden tener sus ahorros seguros en él.
  10. No olvide explicar, sobre todo a los más pequeños que los cajeros y las tarjetas de crédito, no son mágicos y que cuando se gasta se puede acabar.

Una consideración respecto a la paga:

«La paga no tiene por qué representar un gasto adicional para los padres. No se trata simplemente de repartir dinero, sino de transferir a sus hijos la responsabilidad de pagar ciertas cosas. Es decir, en vez de tener que comprarle golosinas cuando le acompaña a hacer la compra, será él quien tenga que pagarlas con su dinero.»

Glosario básico.-

Finalmente, aquí se exponen algunas palabras básicas que se pueden enseñar a los niños:

  • Economizar: Buscar maneras de gastar menos dinero.
  • Ahorros: Dinero que se guarda para utilizar más tarde.
  • Ingresos: Dinero que una persona recibe. Puede ser como regalo o a cambio de trabajar.
  • Deuda: Dinero que una persona debe a otra. Es decir, dinero que una persona tiene prometido pagar a otra.
  • Saldo: El dinero total que hay en la cuenta.
  • Presupuesto: Un plan para ganar, gastar y ahorrar dinero.
  • Ahorrar: No gastar todo el dinero que se tiene, sino guardar un poco para poder utilizarlo más adelante.
  • Gastos: Dinero que una persona tiene que pagar para comprar cosas.
  • Banco: Un lugar seguro para guardar el dinero para no perderlo.

Fuente .-  finanzasparatodos.es

Imágenes.- pixabay.com

 

Deja un comentario