¿Por qué a unos les cuesta más comenzar las tareas que a otros?

Posponer una tarea ineludible por ponerse a hacer otra cosa menos importante o urgente se le llama procrastinar y, según un estudio reciente, las causas de este comportamiento están en el cerebro.

Hay gente que pierde más el tiempo que otra, según una investigación publicada en la revista Psychological Science; el motivo puede ser la forma en la que funcionan las conexiones cerebrales. Tras la investigación, comprobaron que son fundamentalmente dos áreas del cerebro determinantes para la probabilidad de que uno se ponga directamente a realizar una tarea o decida dejarla para más tarde.

Además todo apunta a que la procrastinación tiene que ver  más con el manejo de las emociones que con nuestra eficacia en administrar el tiempo.

El origen está en la amígdala

La amígdala, una estructura en forma de almendra en el lóbulo temporal del cerebro que procesa nuestras emociones y controla nuestra motivación, se veía más grande en aquellos que acostumbran a postergar las tareas.

Además estas personas presentan las conexiones  más pobres y deficientes entre la amígdala y una parte del cerebro llamada córtex del cíngulo anterior(CCA). Siendo esta comunicación la que hace que la persona se mantenga centrada, bloqueando emociones y distracciones que resten atención a lo que está haciendo.

En definitiva, la gente que procrastina tiene más dificultades para filtrar las emociones y las distracciones que interfieren en la realización de una actividad ya que la comunicación entre su amígdala y su CCA no son tan buenas como en las personas proactivas.

El autocontrol mental

Parece ser que la razón detrás de la cual una persona pierde más el tiempo que otra tiene más que ver con la gestión de las emociones emociones que con el manejo del tiempo en sí mismo.

Según los expertos, hay formas en las que puedes entrenar a tu cerebro para que mantenga a tu mente más centrada en la tarea que está realizando.

¿Cómo se puede evitar la procrastinación?

Empleando pequeños trucos que nos ayuden a realizar la tarea que estamos evitando, algunos de los cuales son:

  • – Establecer límites de tiempo para realizar las tareas.
  • – Escriba una lista de tareas pero divídala en otras más pequeñas y específicas. que las haga más realizables.
  • – Reducir las interrupciones tales como mensajes o correos electrónicos.
  • – No utilizar la excusa de estar ocupado en otras tareas para evitar hacer la que no nos gusta. Sí tiene tiempo, simplemente póngase a ello.
By Vic –

 

Fuente:  BBC Mundo

Foto de portada:  PXHERE

 

 

 

Deja un comentario