¿Por qué no bajo de peso aunque hago ejercicio?

¿Por qué no puedes deshacerte de esos kilitos de más?.

A pesar de que trabajas para hacerlo y haces un montón de ejercicio. Hay una serie de cuestiones que debes tener en cuenta para que tu esfuerzo no sea en vano.

Estos son los errores más comunes:

1º.- Creer que todas las calorías son iguales.-

100 calorías de vegetales no es lo mismo que 100 calorías de helado. El motivo es la insulina que libera tu cuerpo. La insulina es una hormona secretada de forma natural y tu organismo no puede funcionar normalmente sin ella. Es la responsable de regular cuánta glucosa contiene tu sangre y esta le proporciona energía a tu cuerpo. Cuando el cuerpo libera mucha insulina durante todo el día, alienta al organismo a almacenar energía como grasa corporal. El tipo de calorías que más disparan la insulina son el que proviene de los carbohidratos en forma de azúcar. Hay que elegir los carbohidratos saludables de alimentos que se digieren lentamente. Entre ellos están los frijoles y legumbres, granos arroz y pasta, pan integral y cereales. Además, junto con estos buenos carbohidratos las proteínas también puede controlar tu nivel de insulina.

2º.- No tener en cuenta tu masa corporal magra

Esta es el peso total de tus músculos y huesos menos el peso de la grasa. Aumentar tu masa corporal magra despierta tu metabolismo de reposo, además de afectar a muchas hormonas diferentes en el cuerpo que se comunican con tus células y avisan si es hora de almacenar grasa o liberarla.
Hay varias cosas importantes que debes saber si quieres subir tu masa corporal magra: come alimentos altos en proteínas al atardecer esto estimulará la síntesis de proteínas y reducirá tu apetito; como resultado no te sentirás hambriento para comer bocadillos antes de acostarte.
No hay que excluir la grasa de tu dieta por completo las grasas del pescado, aguacate, aceite de oliva y algunos otros productos, proporcionan a tu cuerpo suficiente combustible para tonificar tus músculos durante los entrenamientos.
Haciendo entrenamientos cardio cortos pero intensos ayuda a mantener la grasa corporal magra y a quemar la grasa que cubre los músculos. No olvides consumir suficiente vitamina D, es crucial si buscas subir la masa corporal magra porque tus músculos usan esta vitamina para sintetizar proteínas.

4º.- La creencia de que hacer mucho ejercicio cardiovascular es la única manera de adelgazar.

El cardio puede provocar la pérdida de tejido muscular lo que reducirá las calorías quemadas y la masa corporal magra. Hay otras formas de quemar grasa sin tener que pasar largas horas en la cinta andadora: hablamos de incorporar entrenamientos con peso. Tu entrenador puede ayudarte a crear sesiones especiales diseñadas en torno a tus objetivos de acondicionamiento físico.

5º.- Pensar que hay pastillas mágicas para quemar grasa

Los suplementos para quemar grasa subirán tu ritmo cardiaco en reposo a niveles muy altos y no saludables. Además tales pastillas pueden tener efectos secundarios graves como vómitos, náuseas, presión arterial alta, mareos y diarrea. También puede afectar el nivel de colesterol. La mejor manera de acelerar la pérdida de peso es un estilo de vida saludable y no una píldora mágica.

6º.- No dormir lo suficiente

La falta de sueño hace que tus niveles hormonales pierdan el equilibrio lo que luego afecta a tus niveles de apetito. Cuando no duermes lo suficiente creerás necesitar comer más para dormir bien. Trata de ir a la cama un poco antes de lo habitual lo recomendable es dormir al menos de 7 a 8 horas.

7º.- Tener un exceso de estrés.

Sentirse estresado puede causar estragos físicos en tu cuerpo. El estrés hace que se produzca una hormona esteroide llamada cortisol esta hormona sube los deseos de alimentos azucarados que proporcionan energía y placer instantáneos cuando tus niveles de cortisol permanecen altos durante un periodo prolongado de tiempo puede aumentar la cantidad de grasa que se almacena en tu cintura.

Imágenes: https://pixabay.com/

Si quieres ampliar información, puedes visualizar este video:

 

Deja un comentario