¿Son compatibles el amor y la economía?

 

Existe la creencia de que el dinero y el amor no son compatibles, sin embargo, hablar de los gastos y planificar los ingresos puede evitar malos entendidos y momentos desagradables en el futuro.

Compatibilidad de las finanzas :

No es necesario que los dos piensen igual pero debería haber un mínimo de compatibilidad ( como en el resto de los aspectos).
Si han estado acostumbrados a llevar su economía personal de forma autónoma deberán llegar a un acuerdo en lo que tiene que ver con gastos compartidos (piso, coche, viajes).
Sería bueno marcar objetivos comunes: saber cuanto hay que ir ahorrando para cumplir con los mismos.
Es conveniente que no tome las decisiones económicas uno solo de los miembros de la pareja
Si hay algo que no funciona o que abruma a uno de los dos, remedien las discrepancias antes de que se conviertan en conflictos.
Deberían además conservar todos los documentos importantes en un sitio que conozcan los dos.

Repartir las tareas:

Los trámites administrativos, bancarios, cuentas, etc. Son una tarea más del hogar y hay que dejar claro quien se va a ocupar de ellos.
Cuando lleguen los hijos, será mucho más prioritario llevar unas cuentas correctas para afrontar todos los nuevos gastos que se añadan.

Los regímenes matrimoniales:

Es matrimonio, nos guste o no, no deja de ser un contrato para formar una sociedad (peculiar eso sí)  y en él se estipulan las condiciones económicas de los regímenes matrimoniales más utilizados en España.

Régimen de Gananciales:
Todas las ganancias y beneficios obtenidos a partir del matrimonio por cualquiera de los cónyugues forman un fondo común.
Hará falta el consentimiento de los dos para vender, gestionar y administrar los bienes gananciales. Sin embar go, los bienes obtenidos antes del matrimonio o herdados siguen siendo privativos, propiedad exclusiva de la persona en cuestión.

Régimen de separación de bienes.-
Cada cóyugue mantiene su independencia económica. Puede disponer de sus bienes con entera libertad y no necesita el consentimiento del otro.

No obstante el régimen se puede pactar antes o después de contraer matrimonio, en cualquier momento.
El régimen de gananciales es el que se aplica en España si no se pacta otra cosa, excepto en la Comunidad Autónoma Catalana, dónde se aplica la separación de bienes.

El pago de impuestos.

Se puede optar por hacer la declaración individual o conjunta, pudiéndose escoger cada año la modalidad que más convenga.
Si sólo trabaja uno, suele convenir la conjunta y si trabajan los dos, las individuales.

Fuente.- finanzasparatodos    

Fotografías.-  pxhere.com   svgsilh.com

 

 

Deja un comentario